Uno de los retos del Plan Estratégico de Kristau Eskola habla de  “promover la evangelización en la escuela”. 

Nos encontramos en un momento crucial en nuestro entorno para la transmisión de la fe. Y los tres agentes evangelizadores tradicionales (familia, parroquia y escuela) van cambiando en cuanto a peso específico en la educación de la fe de las generaciones jóvenes.

Conscientes de que la Escuela es la mejor plataforma con la que cuenta hoy día la Iglesia para la evangelización, debido a su capacidad de convocatoria a través de la educación, KRISTAU ESKOLA ve la necesidad de repensar y actualizar su acción en materia de la Pastoral en los centros.

En este sentido, Kristau Eskola organiza anualmente dos eventos que contribuyen a revitalizar la acción pastoral de los educadores. El primero, el de las Jornadas de Pastoral Educativa, lo organiza junto con la institución 'Escuelas Católicas'. El segundo, titulado 'Escuela y Valores', lo ubica en el santuario de Arantzazu, en colaboración con los franciscanos que regentan el lugar.

Además, Kristau Eskola ha realizado la ponencia “Una Escuela evangelizadora para el siglo XXI”, en la que se pretende ofrecer un cambio de paradigma a la hora de abordar la Pastoral en los centros que conforman KRISTAU ESKOLA. En la misma, ofrece un camino: de una pastoral “en” la escuela a una escuela “en” pastoral. Dicho con otras palabras, para ser una escuela evangelizadora, antes ha de ser evangelizada.

La evangelización es un elemento de identidad de KRISTAU ESKOLA. Es por ello, por lo que queremos desarrollar un trabajo en red, un análisis de la realidad evangelizadora de los centros, para luego ofrecer acciones formativas, ejemplos de buenas prácticas, materiales… todo para ayudar a los centros a desarrollar la acción evangelizadora que se espera de ellos.

 

 

Evangelio del dia

Lectura del santo evangelio según san Mateo (22,15-21): En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es licito pagar impuesto al César o no?» Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: «Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.» Le presentaron un denario. Él les preguntó: «¿De quién son esta cara y esta inscripción?» Le respondieron: «Del César.» Entonces les replicó: «Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.» Palabra del Señor